lunes, 13 de abril de 2015

50 versos de amor (Bodas de Oro)



Largamente has demostrado
el amor que me ofreciste
siempre te querré, -dijiste-
y aún estás a mi lado.
50 años me has dado
de amor y felicidad.
Eres mi única verdad
quien me da consejos sabios
y quien me besa los labios
aún  vencida la edad.

En mi jardín venturoso,
Tú, sembraste la simiente
y desarrolló en mi vientre
lo más sagrado y hermoso.
Y, amanecí, amado  esposo,
de ventura concebida,
tu siembra fue bendecida
con lo más grande del mundo
lo más bello y más profundo
lo que más quiero en la vida.

Son cuatro RAMOS  de flores
que a su vez han germinado
y que nos han inundado
con sus bellos resplandores.
Arcoíris de colores
fuentes de mi poesía.
Nos regalan cada día
con ojos de caramelos
la dicha de ser abuelos
colmándonos de alegría.

Vencimos las tentaciones
y también el desengaño
juntos vencimos el daño
y gozamos bendiciones.
Y en todas las estaciones
por las que hemos pasado
nunca nos han separado,
el sol, la lluvia o el frío,
yo soy tuya y tú eres mío,
amén, por siempre… mi amado.

Hoy las gracias quiero darte
por todo lo que me diste.
¡Por lo feliz que me hiciste
no puedo más que alabarte!
Hoy quiero, amor, demostrarte
que tú eres mi vida entera,
mi sol, mi agua y mi hoguera,
la razón de mi vivir
y  nada podrá impedir
que con el alma te quiera.



Rosario Bersabé

30 de de diciembre de 2013

El labrador



Si no labra el labrador
porque le falta la tierra
en su corazón encierra
la congoja y el dolor
Porque no hay pena mayor
que aflija al alma y al pecho
que se abandone el barbecho
y que no llegue el jornal
y no sepa el capital
que el trabajo es un derecho.


Mi cuna


.
Sueño con Andalucía
con mi pueblo y con mi gente
y con beber en la Fuente
Nueva, su dulce ambrosía.
Y escribir mi poesía
en mi cuna astigitana.
Y asomada a su ventana
cumplimentar al Genil
y entre las flores de abril
besar mi tierra ecijana.



Pensando en él me despierto



Él es ventura y tormento,
su aroma me vuelve loca,
la pasión que me provoca
es mi pan y mi alimento.
Besan mis labios su aliento
y se despiertan mis ganas.
Ya no puedo con mis canas
y sé que me matará,
pero que rico que está
mi café de las mañanas.



Isa



 Cielo y tierra tu estandarte
tu alma nívea paloma
flor del más límpido aroma,
¡cómo vamos a extrañarte!
Tres ángeles a buscarte
llegan en dulce armonía
para servirte de guía
hasta las puertas del cielo,
y en un fulgurante vuelo
te vas plena de alegría.

Y el cielo se ha engalanado
con estrellas de colores
y con aromas de flores
tu camino han perfumado.
Por la gran puerta has entrado
causando paz y embelesos,
y tres ángeles traviesos
han puesto  sobre tu frente
con el amor de tu gente
                          una corona de besos.                            

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.